sábado, 13 de febrero de 2010

Extraña coincidencia


Dos carteles ganadores el mismo año, con la misma idea y un parecido asombroso como para cuestionarse quién plagió a quién. El cartel bilbaino, de Alexander Arrieta, apareció 6 días antes de que se cerrase el plazo de presentación en Santander, aunque el autor de este último, Jesús Allende, defiende su obra "2016 se disfraza de Carnaval" con el argumento de la "pura casualidad".

Casualidad o no, el uno y el otro no terminan de convencer gráficamente, aunque la idea encaja perfectamente en la temática. El clown de Bilbao resulta algo más amateur que el de Santander, con una lectura nada fácil en la palabra "carnavales" y un juego de forma y color en "2010" que, sumado al uso de una tipografía demasiado "básica" resta bastantes puntos. Más aún, hay que tener en cuenta la similitud con otro cartel que resultó finalista en 2007 también en Bilbao, el cual podría considerarse el hermano mayor (y no porque le saque 3 años) como se puede ver.
En cuanto al cartel de Santander respecto al bilbaino, hay resaltar en su favor la síntesis de la idea gráfica con la candidatura de la ciudad a Capital Europea de la Cultura en 2016 y la construcción del titular, aunque sea aprovechando la misma estructura y tipografía del logotipo que creó la santanderina Carmen Quijano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario