miércoles, 3 de marzo de 2010

Spots censurados = Millones de impactos a bajo precio



De nuevo el recurso fácil de la atracción sexual es protagonista de la censura en dos recientes spots.

El primero, el spot de la cerveza brasileña Devassa Bem Loura con Paris Hilton como protagonista, retirado de las pantallas del país carioca después de las denuncias de muchos consumidores al considerar que la campaña es muy sexista.

El segundo, el spot de la empresa australiana de registro de dominios y hosting Crazy Domains, que ha contado con Pamela Anderson como reclamo sexual (pasando "desapercibida" al lado de su compañera de reparto). Las quejas que miles de consumidores australianos presentaron ante el organismo australiano regulador de publicidad han terminado por apartarlo de la circulación. Aunque quizás haya sido, también, por el poco gusto a la hora de seleccionar a esta actriz "caducada", que queda en evidencia frente a su compañera de reparto.

En cualquier caso, ambas empresas hacen buena la frase "lo importante es que se hable de nosotros, aunque sea mal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario