lunes, 10 de mayo de 2010

Campaña: "No nos pueden detener"


No hemos querido comentar esta campaña hasta poder valorarla más en su conjunto. Comenzó como una campaña "teaser" (de intriga), con acciones "bellow the line", aunque sin una resolución clara, lo que aumentó la rumorología.

Según se afirma en el blog "Cambia el orden" (donde se pueden ver muchas de las acciones de la campaña): "El resultado respondió a los objetivos iniciales del proyecto al generarse un desconcierto total en la ciudad que partía, incluso, de los organismos organizadores. El mensaje se trasladó rápidamente a los ciudadanos y durante una semana invadió tertulias, debates y foros en la red. Finalmente no fue aclarado el fin de la campaña y dos semanas más tarde ya se había perdido en el recuerdo colectivo."

Al margen de los objetivos iniciales, podemos reafirmar este resultado. En nuestra modesta opinión, las acciones "de guerrilla" han sido bastante creativas y novedosas para la ciudad de Santander, aunque, como en toda "guerra", los daños colaterales tras la "batalla" han sido considerables en esta ocasión. Las críticas (casi en exclusiva) se han centrado en el gasto económico de otra campaña más de apoyo a la candidatura de Santander a Capital Europea de la Cultura en 2016 y, sobre todo, a la suciedad que han generado este tipo de acciones (cintas rotas, pegatinas en mobiliario urbano,...). Quizás una resolución más "clara" de la campaña y una previsión más adecuada de las posibles consecuencias hubieran dejado un mejor sabor de boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario