lunes, 9 de enero de 2012

El último panel artístico de la rotonda de Menéndez Pelayo indigna a la Policía Local


El Ayuntamiento afirma que la creación 'Mucha policía, poca diversión', que forma parte de un proyecto de Desvelarte 2011, «no pretendía ofender a nadie».

El arte emociona, sorprende, remueve conciencias... pero también crea controversia. Cuatro palabras, 'Mucha policía, poca diversión', han sembrado la discordia y ahora la polémica está servida. O al menos eso se desprende de un comunicado emitido por la Asociación de Policía Local de Cantabria (APLC). El colectivo considera ofensivo un proyecto artístico perteneciente al programa Desvelarte 2011, impulsado por el equipo ACAI (Asociación Cultural de Artistas Independientes) y que cuenta con el apoyo de la Fundación Santander Creativa. Concretamente, una escultura, el 'Proyecto Carlos', situada en la rotonda de las calles Menéndez Pelayo y el Sol.

El secretario de la APLC, Fernando Dou Pesquera, argumenta que la asociación considera «dicha cartelería, un impresentable espectáculo que constituye una ofensa a la Policía como institución, además de una falta de respeto hacia los profesionales» que la conforman. Y va más allá: explica que es «vergonzante» que se destine «dinero público a realizar mofa y escarnio de la policía», y más en estos tiempos de crisis. Por todo ello, la APLC solicita «la inmediata retirada de semejante cartelería así como la dimisión del concejal responsable del área de Cultura».

César Torrellas, titular del departamento en el Ayuntamiento de Santander, asegura que «en ningún momento se ha tratado de ofender a nadie con esta intervención artística». Además, lamenta que el cuerpo de Policía se haya sentido ofendido pues «no se ha querido faltar al respeto». Desde el Consistorio se especifica que este proyecto «se llevó a cabo informando a la dirección de la Policía sobre su naturaleza y consensuando con los mandos policiales el emplazamiento».

Despedida con polémica

Las protestas de APLC llegan casi por los pelos. La obra 'Mucha policía, poca diversión' -un homenaje al grupo punk Eskorbuto- del grupo de artistas Zumo Natural (Barcelona), se despide del público santanderino con polémica. Cumpliendo con el calendario previsto, mañana será retirada y sustituida por una intervención collage del artista vallisoletano Cless. Un cambio que nada tiene que ver con las quejas presentadas por la Policía.

Este proyecto de intervenciones artísticas se inauguró el pasado mes de septiembre. Su ideólogo es el creador cántabro Juan López, quien convirtió una señal de tráfico reciclada en un soporte de expresión para diferentes artistas españoles, bajo el nombre 'Proyecto Carlos'. Sergio Jiménez fue el primero en exponer su visión en los paneles. Lo hizo a través de 'Love Story', una suerte de tributo al mundo de la informática: las dos caras de la escultura mostraron, hasta el mes de noviembre, los comandos o 'atajos de teclado' que se utilizan en los ordenadores Apple.

El colectivo Zumo Natural, formado por Javier Álvarez y José Julián Soánez, tomó el relevo a Jiménez. Con 'No hay equipo pequeño', los artistas quisieron homenajear mediante bloques temáticos a canciones de amor y de temática punk, al deporte y a las necrológicas. La frase de la polémica alude a uno de los temas más conocidos del grupo punk Eskorbuto.

Visto en El Diario Montañés.

2 comentarios:

  1. Es una gran pieza, si la véis entera y en su contexto:
    http://elpostecarlos.blogspot.com/2011/11/el-dia-8-de-noviembre-de-2011-se.html

    Ocho frases que conducen a la reflexión con un formato sorprendete. Es de vergüenza que nuestros cuerpos de la ley pierdan el tiempo en estas chorradas y que encima se crean con el poder de decidir qué es arte y qué no lo es, pasando por encima de un concejal de cultura y de tres artistas formados debidamente.

    ¿Qué será lo siguiente? ¿La policía gestionará los contenidos de los museos???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo normal las quejas de la policía, es un colectivo como cualquier otro que se siente ofendido, y tienen el mismo derecho a quejarse.

      Eliminar